Las reacciones en Twitter sobre las declaraciones de Roxana Baldetti demostraron todo lo contrario a lo que la vicemandataria transmitió. Mensajes de desconfianza e indignación la mantienen como trending topic junto con la petición de renuncia a su puesto.