El Sistema de la Alerta Alba-Keneth realizó ayer un simulacro de secuestro como parte de las acciones de prevención y preparación de las entidades involucradas en resolver casos de sustracciones, desapariciones y secuestros de menores de edad en Guatemala.

El mecanismo funciona desde 2010 y está conformado por la Procuraduría General de la Nación (PGN), la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia de la República (SCSPR), la Secretaría contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas (SVET).

Así como por la Policía Nacional Civil (PNC), el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), la Dirección General de Migración y el Ministerio Público (MP).

La actividad, que se desarrolló en Ciudad Vieja, Sacatepéquez, es la sexta que se realiza desde 2012 en varios departamentos del país centroamericano, con el propósito de que las entidades que conforman el sistema puedan tener los conocimientos necesarios al momento de enfrentar una situación real.

"Con esto no solo pretendemos prevenir los casos de sustracción y desaparición de los menores de edad, sino también aprovechar la herramienta del simulacro para cualquier tipo de emergencia que pueda presentarse", comentó Miguel Ángel Luna, asesor de la SCSPR.

Estadísticas detallan que diariamente el sistema de la Alerta Alba-Keneth recibe de 12 a 20 avisos de menores que han desaparecido de sus hogares. Solo en 2014 fueron emitidas cinco mil 780 alertas y en 2013 se activaron cinco mil 999 avisos que fueron socializados por las entidades de Gobierno para contribuir a la localización del menor.

La ley del Sistema de Alerta Alba-Keneth, Decreto 28-2010, fue aprobada de urgencia nacional el 10 de agosto de 2010 y establece que en caso de “sustracción o desaparición” de un niño, niña o adolescente se inicien las acciones de búsqueda y localización en forma inmediata.