Las autoridades de seguridad han localizado un submarino artesanal que estaba abandonado en el Pacifico.

La nave estaba oculto en una vivienda en Iztapa, Escuintla.

Se estima que ha sido utilizado para traficar drogas con capacidad para llevar hasta una tonelada de cocaína.

Este es el segundo submarino que es localizado en el país.