Las autoridades de Protección Civil advirtieron hoy de la crecida de cuatro ríos en el interior del país debido a las constantes lluvias causadas por dos sistemas de baja presión que se ubican en el Pacífico y el Caribe.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), dijo en un comunicado que los copiosos aguaceros provocaron el aumento del caudal de los ríos Grande y Motagua, que atraviesa regiones de Zacapa y Chiquimula, en el oriente del país.

También han crecido los ríos Chixoy y La Pasión, ubicados en los departamentos norteños de Alta Verapaz y Petén, respectivamente.

Además, ha aumentado su afluente el lago Petén Itzá, dijo el ente científico.

La humedad del suelo en el territorio guatemalteco es del 100 por ciento y aún se esperan lluvias para las próximas 24 horas de hasta 90 milímetros.

El Insivumeh advirtió que con esa cantidad de lluvias se podrán registrar nuevas repentinas crecidas de ríos, principalmente los que se ubican en las cuencas del Pacífico, como el Suchiate, situado en la frontera entre Guatemala y México.

La Red Hidrológica Nacional mantiene una constante vigilancia de todos los ríos de la zona del Caribe y el Pacífico para alertar a la población de las eventuales crecidas.

Las torrenciales lluvias de los últimos días ha provocado que en algunas carreteras del interior del país han provocado hundimientos y derrumbes en los que trabajan cuadrillas de socorro para quitar la tierra y rocas del lugar.