Este viernes, durante el décimo día de audiencia, de primera declaración, Miguel Gálvez, titular del Juzgado de Mayor Riesgo B, tomará la palabra para resolver si vincula al proceso penal al expresidente Otto Pérez y a la que fuera su vicepresidenta Roxana Baldetti en el caso de la negociación “anómala” del usufructo en la Portuaria en 2012.

El juzgador analizará los indicios de la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y la exposición de los defenrores y citó a las partes a las 9 horas para resolver si los vincula por fraude, cohecho pasivo, lavado de dinero y asociación ilícita.

En el noveno día de audiencia los defensores de los 12 implicados en la negociación de un soborno de US$30 millones finalizaron sus argumentos y rechazaron la imputación de los cargos.

Héctor Maldonado, defensor del asistente del Juzgado de Escuintla, Mario Ruano, explicó que la Fiscalía “no comprobó” el aumento patrimonial. También cuestionó que no exista denuncia en contra del juez que avaló un amparo a favor de la empresa de capital español Transportes de Contenedores Quetzal, S. A., el 29 de octubre de 2014 para favorecer la ampliación del puerto.

El abogado Edwin López, defensor de José Luna, el secretario del juzgado señalado de haber sido contactado por el magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Douglas Charchal para otorgar el amparo, negó los señalamientos.

Por último expuso la defensa de Saúl Aceituno por medio de su abogado, Saúl Centeno, quien explicó que la colaboración del exmilitar Juan Carlos Monzón como colaborador había sido “una mentira”.