A cuatro meses de haber ocurrido el ataque donde falleció Julio René Alvarado, de 13 años, en la zona de adyacencia, este viernes la Organización de los Estados Americanos (OEA) entregó un informe forense de lo ocurrido el 20 de abril.

De acuerdo con el documento elaborado por expertos de México y Estados Unidos en criminalista y balística, indica que por los estudios y las investigaciones, el incidente ocurrió a 562 metros al este de la línea de la zona de adyacencia administrada por Belice.

Magdalena Talamás, de la OEA que informó algunas de las conclusiones del informe, señalan que Alvarado había sido detenido por caza furtiva anteriormente por haber ingresado al territorio beliceño, pero fue dejado en libertad por ser menor de edad.

“Hay evidencia que en dos ramas de un árbol cuentan con orificios desde la dirección donde estaba posicionada la familia Alvarado hacia las fuerzas de seguridad beliceña. Las heridas del padre y del hermano de la víctima no fueron ocasionadas por proyectiles de arma de las Fuerzas de Defensa de Belice, sino por una escopeta calibre 12 y un rifle calibre 22 que portaban los guardabosques de la ong beliceña Amigos para la conservación y desarrollo”, explicó Talamás.

Aunque la representante del secretario general de la OEA indicó que se desconoce si existen capturas en Belice por dicho ataque será puesto a la policía para que sea llevado a tribunales el responsable.

Por último, Talamás expresó que en el documento no recuerda haber visto una petición de Belice de que Guatemala ofrezca disculpas.