Luego de haber logrado que la ex vicepresidenta no fuera llevada a la prisión de mujeres Santa Teresa, el abogado de Roxana Baldetti, Mario René Cano, brindó detalles sobre su primera noche en el cuartel general Matamoros, zona 1.

Según Cano, Baldetti no está comiendo debido al daño que le está generando una bacteria en el intestino, lo cual ha hecho que haya perdido 22 libras.

“Aunque se escucha contradictorio la ex vicepresidenta está físicamente mal, pero anímicamente bien, se mencionó que fue trasladada al área donde están los demás presos; sin embargo, está en un espacio aislada. Las condiciones son mínimas, se llevó una colchoneta, una frazada y una almohada”, agregó Cano.

A la vez, el abogado aseguró que pedirá que sea evaluada por un médico y se le traslade al Centro Médico Militar, ya que llevarla a un hospital nacional sería como llevarla a la carceleta de Tribunales, pues corre el peligro de ser agredida, debido a que muchos la tildan de la "megaultra" de la banda.

Cano indicó que su defendida no ha sido visitada por su esposo e hijos, porque hay que solicitar por escrito el permiso al Sistema Penitenciario.

Hay que aclarar que no fue un alta médica si no un alta de negocios, por la presión del Centro Médico, ya que se retiraron once pacientes por la situación,  por lo que los socios realizaron una asamblea extraordinaria”, puntualizó Cano.