El Ministerio Público (MP) aún no tiene certeza del origen de los Q833 millones 104 mil 474 que asegura fueron blanqueados en Guatemala por una red integrada por 12 personas, cuya cabecilla es prófuga de la justicia.

La investigación comenzó con una denuncia de la Intendencia de Verificación Especial (IVE) acerca de transacciones sospechosas de personas que no tenían capacidad de generarlas según el perfil económico con el que se identificaron al abrir las cuentas bancarias.

Uno de los casos es el de la presunta líder de la estructura, María Gonzala Rivas López, quien del 2 de febrero al 23 de mayo de 2013, recibió en su cuenta Q2 millones 693 mil 639 y debitó Q2 millones 644 mil 400.

Ministerio Público

Foto:

El 95 por ciento de los depósitos en la cuenta de Rivas López fueron en efectivo provenientes de 44 agencias bancarias de 36 municipios correspondientes a 17 departamentos.

Stu Velasco, subdirector general de investigaciones criminales de la Policía Nacional Civil (PNC), confirmó que a Rivas López nunca la pudieron capturar en el allanamiento en la aldea La Mesilla, La Democracia Huehuetenango, ya que vecinos del lugar, incluyendo niños, se aglomeraron frente a la vivienda, lo que impidió la aprehensión.

La Fiscalía indicó que la alerta para orden de captura está vigente para Centroamérica, Panamá y México.

Ministerio Público

Foto:

Otras transacciones

El delito perseguido contra 12 personas es lavado de dinero, según orden emitida por el Juzgado Séptimo Penal. Del total de la red solo pudieron capturadas seis personas.

Una de ellas, Marlon Estevi Vega Menéndez, es quien registra mayor cantidad de dinero en las transacciones con Q392 millones 461 mil 426. Cuando abrió su cuenta se identificó como piloto.

Ministerio Público

Foto:

Quien le sigue en cantidad es Oscar Noé Osorio Velásquez, con Q125 millones 410 mil 751, quien aparece registrado como comerciante. Entre los detenidos hay otro piloto, otro comerciante una ama de casa y un agricultor.

El esquema de la Fiscalía da cuenta de otras 5 personas quienes no han sido identificadas de las que 2 son estudiantes, una taxista, un agricultor y un comerciante.