Policías habían recibido una denuncia anónima en la cual se detallaba que dos leñadores cazaban animales que en peligro de extinción.

Luego de realizar una verificación, decidieron allanar el lugar y así han capturado a dos hombres en la aldea Barra de Lámpara, en Livingston, Izabal.

En una jaula tenían un tigrillo que había cazado y guardaban maderas preciosas.

Los detenidos son los hermanos Tomas y Raúl de apellidos Mejía González, 39 y 41 años respectivamente.

"Se les incautó el tigrillo y 2.5 metros cúbicos madera aserrada de la especie Santa María, especies que se encuentran en peligro de extinción. También una motosierra una pistola y una escopeta 12", se informó en un comunicado policial. 

Lee también:

FOTOS. Reserva Maya cumple 25 años

Te puede interesar:

Benedicto Lucas: “Se pierde 1% de bosque por año”