Desde tempranas horas de este sábado se han desplegado agentes de seguridad en los alrededores del Palacio Nacional de la Cultura, previo a la manifestación pacífica planificada para esta tarde, en contra de la corrupción. 

Los ventanales del monumento están resguardados con barandas para proteger los vidrios, se observan varios agentes de seguridad. En la parte posterior se observan ya unidades antimotines, aunque la  la Corte de Constitucionalidad (CC) resolvió este que "los agentes del orden público deben proteger a los manifestantes en la protesta en Plaza de la Constitución".  

Los integrantes del Movimiento Cívico Nacional (MCN) exhortaron a los ciudadanos a unirse a la manifestación, aunque aclararon que no son los organizadores y que es "pacífica", es decir, solo para mostrar la indignación por los casos de corrupción en el Gobierno.