El sol, el mar y la arena del Puerto de San José aguardan al mandatario Jimmy Morales, su esposa, Patricia Marroquín de Morales, y sus hijos.

En este lugar, el gobernante y su familia disfrutarán del descanso de la Semana Santa.

El Viernes Santo retorna a la capital. "Ese día acudirá al estadio Mateo Flores para observar el partido entre la Selección Nacional de Guatemala frente a la de los Estados Unidos. El fin de semana podría quedarse en la ciudad", explicó el vocero presidencial Heinz Hiemann.