El Tribunal emitió una sentencia de 250 años y 4 meses de cárcel contra Edvin Castañeda por el asesinato de siete adultos y dos niñas, una de cinco años y otra tres meses, en el municipio de San Luis.

La condena incluye los delitos de conspiración para cometer el asesinato y asociación ilícita, precisó la nota de prensa.

Además, el tribunal impuso una sentencia de 233 años y 8 meses de prisión a Áxel Cardona y Wilmer Alvarado Oliva por estar involucrados en la matanza, mientras que Junior de León debe cumplir 16 años y ocho meses de cárcel. 

El ex subjefe policial Óscar López fue condenado a una pena de 8 años por obstrucción a la justicia, debido a que aceptó un soborno equivalente a unos 1.000 dólares para no apresar a los acusados durante un operativo policial un mes después del crimen.

La masacre fue perpetrada el 8 de febrero de 2014 en una vivienda de la aldea La Isla, unos 380 km al norte de la capital. Dos mujeres de 40 y 53 años que se encontraban en la casa resultaron heridas durante el ataque.

Según la autoridades, la masacre obedeció a un posible ajuste de cuentas entre bandas de sicarios rivales, debido a que los ahora condenados, presuntos miembros de un grupo denominado "Los sanguinarios", buscaban a un adversario y al no encontrarlo cometieron la matanza. 

Guatemala vive una ola de violencia que causa 17 muertos diarios en promedio, uno de los índices más altos de Latinoamérica.

Las autoridades guatemaltecas estiman que cerca del 50% de estas muertes violentas están asociadas al narcotráfico y a la lucha entre pandillas.