A 20 años de haber iniciado con la línea Saúl Uniforms, la empresa busca nuevos mercados en Centroamérica.

La mejor manera de comunicación que ha identificado Saúl E. Méndez es la vestimenta, por lo que desde 1996 ofrece la elaboración de uniformes para entidades bancarias y universitarias.

En la fábrica de San Lucas Sacatepéquez, Sacatepéquez más de 250 personas elaboran cada mes alrededor de tres mil 500 prendas de vestir, lo cual representa el 80% de la producción del lugar.

Jazmina Chuy, diseñadora de Saúl Uniforms , resaltó que la distinción que ofrecen es la comodidad e identificación entre empleados con la institución en cada prenda de vestir.

“En la primera reunión con el cliente se busca conocer el ADN de la empresa y así poder elaborar la propuesta que lleve los colores de la entidad con detalles y contrastes”, agregó Chuy.

La ejecutiva mencionó que a cada cliente se le presentan como mínimo dos diseños, uno formal y uno casual con los colores de cada institución, los cuales son claves para lograr esa identificación.

Entre los planes de la empresa para el próximo año es visitar la región y ofrecer la línea de uniformes que cumplen con estándares de calidad, explicó Jorge Gonzales, gerente de fábrica.

Gonzales indicó que la idea de confeccionar uniformes surge porque diferentes entidades se acercaban a las tiendas de venta de ropa de moda para consultar si producían uniformes.

Al mes se mueven aproximadamente cinco mil prendas, las cuales se venden a la par de marcas exclusivas, demostrando que los productos nacionales son valorados”, añadió el ejecutivo.

El representante de la compañía expresó que ante la demanda de las prendas de confección se fomenta entre los empleados que tener un mejor estilo de vida es posible, por lo que se realizan actividades fuera de horario de oficina para lograr hacer un buen trabajo remunerado justamente.