“Se crean entidades innecesarias”
Análisis de Martha Altolaguirre

La entrega de los pasaportes diplomáticos corresponde a toda persona que logra ingresar a la carrera diplomática, para el resto de funcionarios existe el pasaporte oficial, por lo que no comparto la idea de que los diputados tengan ese documento, pues confunde y desvirtúa la utilización del pasaporte. A la vez, preocupa que en el Código de Migración se crean instituciones que son innecesarias para el país.

Después de seis semanas de discusión, los diputados aprueban en redacción final el Código de Migración.

La emisión de pasaportes diplomáticos para la familia del binomio presidencial queda regulada cuando cobre vigencia el Código de Migración que se convirtió en el Decreto 44-2016 aprobado por 109 congresistas.

La bancada oficial rechazó y detuvo durante varias semanas la aprobación del contenido del artículo 92, que regula la entrega de esos documentos para los cónyuges e hijos menores de 18 años del presidente y el vicepresidente de la República, los diputados del Congreso y los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Otra de las normativas que contempla el Código es la creación del Instituto Guatemalteco de Migración, que hará que desaparezca la Dirección General de Migración.

El diputado impulsor del Código, Jean Paul Briere, indicó que entre los puntos importantes de dicha legislación es que ahora la Vicepresidencia se encargará del tema migratorio y no el Ministerio de Gobernación, como actualmente se encuentra.

“Cambiar el tema de migración se debe a que es un tema de seguridad nacional, la nueva institución será descentralizada y tendrá otros lineamientos jurídicos con los que no cuenta la Dirección a la fecha”, resaltó Briere.

A la vez, resaltó que se busca implementar controles biométricos en el ingreso y egreso de personas.

Briere mencionó que también con la normativa se regulará el estado de 350 mil centroamericanos que residen en el país.

El encargado del Instituto será nombrado por el mandatario y funcionará con los fondos privativos que recibe la Dirección.