Análisis, Carlos González

Atiende al clamor de usuarios
Es una ley que responde a las quejas por abusos y recargos en el cobro de mora que hacen las empresas de los grupos financieros, pero habrá que esperar porque la propuesta fija una tasa de 10%, pero el artículo 42 de la Ley de Bancos se autoriza tener una tasa libre, lo cual puede reñir con la ley.
 

Aunque en la propuesta inicial se contemplaba imponer una tasa de 10%, en la comisión de Economía se modificó dicho artículo.

Con 106 votos a favor se aprobó de urgencia nacional la Ley de Tarjeta de Crédito, luego de que se incluyera la propuesta 4651 en la agenda legislativa por una moción privilegiada.

El proyecto de ley fue presentado en 2013 por el diputado Luis Alberto Contreras, que mencionó que con esta ley se busca regular el cobro de intereses bancarios y ocultos que hacen las empresas.

Sin embargo, cuando se tenía que discutir cada uno de los artículos para su redacción final, se declaró receso, ya que uno de los temas que divide a los diputados es el porcentaje que se autorizará para el cobro de intereses.

“Hay estudios que cobran 72% de intereses, y lo que buscamos es poner un tope, ya sea de una tasa de interés compuesto que sea entre 23% y 24%, porque el 58% de las quejas en materia económica va en contra de las tarjetas de crédito y alrededor de 35 mil personas están arraigadas”, explicó Contreras.

Algunos diputados mencionaron que reducir la tasa de interés puede ser inconstitucional.

Amílcar Pop, diputado por la bancada de Winaq, indicó que el parámetro puede estar entre 2% y 7% anual, que está por arriba de la tasa de interés líder.