De urgencia nacional se aprobó la ley que contempla colocar brazaletes, pulseras o tobilleras con tecnología de Geo Posicionamiento Satelital (GPS) a sindicados en delitos que puedan tener alguna medida sustitutiva y cumplir el proceso con un arresto domiciliar.

La implementación de alguno de los aparatos electrónicos será decisión del juez que lleve el caso, como también deberá delimitar el ámbito geográfico de movilización del sindicado que porte el dispositivo.

De acuerdo con uno de los artículos del Decreto 49-2016, el aparato será financiado por el sindicado, sancionado o condenado, previo al estudio socioeconómico que se debe realizar.

Según el Centro de Investigaciones Económicas Nacional (CIEN), existen 21 centros de detención en el país que están sobrepoblados y son inseguros.

En el estudio de esa organización la población carcelaria a agosto era de 20 mil 760, pero el espacio en las prisiones es para seis mil 809, lo cual no ha aumentado en comparación con las detenciones que se efectúan.

En dicho informe se calcula que de los más de nueve mil personas en prisión preventiva a agosto, mil 447 pueden recibir medidas sustitutivas.

El presidente de la comisión legislativa de Reformas al Sector Justicia, Leonel Lira, ponente de la ley, explicó que la normativa se basa en lo que propone el Código Procesal Penal, donde se establece qué delitos pueden recibir medida sustitutiva, entre los que no tienen ese beneficio están asesinato, extorsión, genocidio, violación, homicidio doloso y narcotráfico o lavado de dinero.

"Algunas personas que están por los casos Cooptación de Estado, La Línea o IGSS-Pisa, si el delito no tiene medida sustitutiva no aplica, pero queda a criterio del juez el otorgamiento del dispositivo", mencionó Lira.

Los criterios para optar a esa medida serán para mayores de 65 años, embarazadas que estén en el tercer trimestre de gestación, quienes padezcan de una enfermedad grave o terminal comprobada por el Instituto Nacional de Ciencias Forense.

Raúl Romero, integrante de la comisión de Reformas al Sector Justicia, comentó que la iniciativa fue consensuada con entes investigadores y busca la modernización del sector de justicia, pero no se aplicará para las autoridades pasadas.

Análisis

"Habrá que verificar el control"

Al parecer es correcta la medida porque permitirá tener bajo control de los beneficiados con medidas sustitutivas, el Ministerio de Gobernación deberá crear la unidad especial para el control de las personas que posean las pulseras o brazaletes y la sociedad tendrá que verificar el control que hay sobre esas personas. Además, ayudará a descongestionar las prisiones. Hellen Mack.