El cambio de prisión de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, sindicada de liderar una red de corrupción aduanera, ha sido aplazado y tienen de margen para efectuarlo hasta el miércoles de la próxima semana, informó a una fuente oficial.

El portavoz del Sistema Penitenciario (SP), Rudy Esquivel, explicó que fue el viernes a las 15:00 horas cuando el ente carcelario recibió la orden del juez Miguel Ángel Gálvez, en la que se dictamina el traslado.

La ex vicepresidenta está internada desde el viernes 21 en una cárcel del Centro Militar Matamoros, ubicado en la zona 1, pero según la resolución de Gálvez, quien instruye la causa de Baldetti, la ex alta funcionaria debe ser trasladada a la prisión preventiva Santa Teresa, situada en el norte de la capital.

Los abogados de la ex funcionaria interpusieron un recurso el viernes para evitar el cambio de prisión para Baldetti, argumentando que su vida está en riesgo.

Una solicitud similar fue planteada ante Gálvez el mismo miércoles, pero el magistrado denegó el pedido.

Esquivel recordó que, desde que se recibió la orden del juez, el SP tiene tres días hábiles para adecuar un espacio seguro para Baldetti, porque el próximo miércoles sería el último día disponible.

No obstante, agregó que el cambio de prisión no se hace nunca ni oficial ni público porque el Sistema Penitenciario debe velar por la seguridad de los reclusos en cualquier caso y más en éste al que tildó de "gran impacto social".