¿Qué es?

El polvo de Sahara es una capa de contaminación en la atmosfera intensa, seca y cálida, que a menudo recubre el fresco y húmedo aire de la superficie del océano Atlántico. Es la atmósfera prevalente en el desierto del Sahara, en África del Norte. De acuerdo con el Insivumeh, la llegada de los polvos de Sahara a la región causa que el aire esté más caliente y seco, situación que genera bruma e inhibe temporalmente la incidencia de las lluvias. El fenómeno no reportó daños a la salud el año pasado.

Ante la posible llegada al territorio nacional de polvo proveniente del desierto de Sahara, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social hace estas recomendaciones:

  • A las personas que sufren de asma, así como a los adultos mayores, mujeres embarazadas y niños, usar protectores respiratorios (mascarillas) o pañuelos humedeciendo la tela.
  • Lavarse con abundante agua los ojos al sentir la sensación de cuerpos extraños.
  • Evitar la contaminación de fuentes de agua como pozos y recipientes de almacenamiento. Debes cubrirlos.
  • Humedecer los sectores de casa antes de barrer, para evitar levantar polvo.
  • Reducir ejercicios fuertes o prolongados en las personas de grupos de riesgo como quienes padecen del corazón y/o vías respiratorias, así como en adultos mayores y niños.
  • La población en general no debe evitar realizar ejercicios al aire libre mientras la calidad del aire muestra presencia del polvo.