Una de las medidas que la Asociación de Empresarios de los Autobuses Urbanos (AEUA) adoptará a partir de este miércoles para que se agilice el pago de una primera deuda por Q55 millones del subsidio es no brindar el servicio gratis para el adulto mayor.

“Cada año nosotros transportamos a más de 30 millones de personas de la tercera edad y lo que estamos solicitamos, es el dinero para brindarles el servicio gratis. Hay una deuda de Q55 millones desde 2012”, explicaron los transportistas.

Los empresarios, una vez más, le solicitaron al Gobierno el pago de Q905 millones que se les adeuda por el subsidio durante los últimos 27 meses.

Edgar Guerra, defensor del usuario del transporte de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), afirmó que a los ancianos no se les puede cobrar el pasaje.

“Según el Decreto 80-96, los adultos mayores (a partir de los 60 años) deben recibir el servicio gratuito, sin importar si se les entrega el subsidio a tiempo. De no hacerlo, están incumpliendo la ley y se les puede investigar”, afirmó.