Los contratos que mantiene el Ministerio de Comunicaciones con cuatro empresas señaladas de corrupción fueron cuestionados por diputados, ya que siguen siendo incluidas en el proyecto de presupuesto de esa cartera para el próximo año.

Las constructoras señaladas son Conasa, Odebrecht, Sigma y Topsa, además, de no cumplir con los plazos para la ampliación de carreteras principales como de Escuintla a la frontera de Pedro de Alvarado y de Tecún Umán hacia la capital.

Aldo García, titular de Comunicaciones, explicó que analizan con la Procuraduría General de la Nación las rutas legales y financieras en dichos contratos.  

Además, el funcionario, explicó que Sigma rechazó continuar con los proyectos que tenía a su cargo, por lo que la comisión de finanzas del Congreso analiza reducir el presupuesto de ese ministerio para el próximo año, debido a la baja ejecución.