La deuda en seguridad para los guatemaltecos sigue a pesar de la política del ramo que aún inicia a desarrollarse. Esto es lo más importante que espera el país.
Juan Carlos Cabrera, Asíes.

Es un momento de cambios en el Ejecutivo, esto porque no existe la credibilidad en el gobierno, pareciera que existió tráfico de influencias.
Lizardo Acuña, Usac

La salida de los tres ministros, entre ellos su más cercano colaborador confirma que el gobierno se podría estar quedando en inacción.
Renzo Rosal, URL

Considero que en seguridad la significación culmina como un fracaso. Hubo situaciones políticas y se desconocen plenamente las causas.

Edgar Celada, Ipnusac

Fraude


Otra investigación es por sobornos en un contrato con el Seguro Social.
• “Caída”. Juan de Dios Rodríguez, el militar que fue designado por Otto Pérez para dirigir la junta directiva del IGSS está detenido por estar sindicado de fraude por autorizar un contrato para cambiar medicamentos a los pacientes.

“La situación del mandatario se complica porque uno de los funcionarios que renunció era su mano derecha”, se refirió analista Juan Carlos Carrera, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes).

Mauricio López, teniente coronel retirado, uno de los fundadores del Partido Patriota (PP) y hombre de confianza del gobernante renunció al cargo en el Ministerio de Gobernación “por la transparencia del país”.

Para Lizardo Acuña, quien emite análisis para la Universidad de San Carlos de Guatemala, la salida de los funcionarios obedece a un momento de cambios.

“Esto es porque no existe la credibilidad en el gobierno, pareciera que existió tráfico de influencias por los señalamientos por corrupción”, expresó Acuña.

La salida de los funcionarios del presidente ocurren a más de un mes que fuera desbaratada una red de contrabando aduanero en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) que dirigía el prófugo Juan Carlos Monzón, quien era el secretario privado de Roxana Baldetti (renunció al cargo de vicepresidenta el 8 de mayo por su supuesta vinculación).

Edgar Celada del Instituto de Problemas Nacionales de La Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac) mencionó que “nunca” se depuró a la Policía. “Entramos en un periodo de muchos riesgos en ese terreno. Podemos ver un incremento de la violencia y la criminalidad”, afirmó.

Jorge Santos, de la Corte Interamericana de Derechos Humanos expresó: “Cada día que transcurre la crisis se profundiza y nos pone en situación que requiere una transformación política guatemalteca, importante demostrar con participación pacífica”.

“El presidente se está quedando solo y la tendencia es que debe renunciar. Ahora no puede decir que no se enteró de toda la corrupción en los ministerios y tiene responsabilidad y no hizo algo al respecto”, mencionó Helen Mack, activista de derechos humanos quien dirige la Fundación Myrna Mack.

Para el analista Carlos Vega lo más importante es que el gobernante defina los cambios trascendentales en su gabinete. “Pareciera que no existe credibilidad en el gobierno y lo más importante es la democracia y el respeto a las leyes”. Kenneth Monzón