Luego de la reunión que sostuvo este jueves por la mañana con el candidato a la presidencia por FCN-Nación, Jimmy Morales, el alcalde de la Ciudad de Guatemala y exmandatario, Álvaro Arzú, compartió una anécdota de sus primeros días como gobernante (1996-2000).

La primera llamada que me ingresa al asumir es la del Ministro de Finanzas, para decirme que estaba preocupado porque la administración anterior no le había dejado ni para pagar los salarios de la quincena entrante. En mi caso, yo agarré mi plan de Gobierno, que era un ladrillo y que, por cierto, nunca leí, abrí la ventana, lo tiré y me puse gobernar”, aseguró Arzú.

Además, aseguró que un expresidente no le puede dar un consejo a otro presidente. “Los tiempos cambian”, enfatizó.