El presidente Otto Pérez renunció hoy por su vinculación al caso de defraudación aduanera denominado “La Línea”.

La salida del mandatario ocurre doce días después que el colombiano Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) lo señalara como uno de los cabecilla de la red de defraudación en las aduanas.

El artículo 189 de la Constitución detalla que ante la falta provisional del presidente, será el vicepresidente quien asumirá el cargo.

Si es absoluta, como la renuncia de Pérez, será el vicemandatario quien cumpla el mandato hasta fimalizar el periodo, en este caso, hasta el 14 de enero de 2016.