En su cuenta personal de Facebook, la fiscal general, Thelma Aldana, ha enviado un "mensaje especial" a quienes la señalan de haber cometido el delito de "tráfico de influencias" por una reunión que sostuvo con Juan Carlos Monzón (exsecretario privada de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti), que está preso y es colaborador eficaz por un caso de corrupción aduanera.

"Por el respeto que me merecen les comento que cuando recibí a Juan C. Monzón finales de mayo de 2014 no había ningún caso en su contra en investigación ni uno solo, lo puedo probar fehacientemente", expone la funcionaria.

"En consecuencia, por sentido común no puede haber tráfico de influencias, lo que hay es manipulación. Estoy recibiendo el coletazo de las mafias antes de que se hundan en su propio pantano", detalla Aldana.

Además, le ha agradeció a la población que ha estado atenta a ella. "Gracias a mis amigos y amigas de FB por todos sus mensajes y sus oraciones. Yo sigo de la mano de Dios!!", finaliza el mensaje de la jefa del Ministerio Público.