La funcionaria española realiza una visita oficial de cuatro días al país, porque además de jefa edilicia es copresidenta de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI).

La metrópoli guatemalteca iniciará su período oficialmente hoy por la noche, luego de la ceremonia en la que Botella entregará el diploma de la UCCI al alcalde y expresidente (1996-2000), Álvaro Arzú. Adicionalmente, la alcaldesa ibérica será nombrada por el Gobierno Embajadora de la Paz y conocerá varios sitios culturales de la capital.

Asistirá a una escuela taller de la Municipalidad y al módulo de atención a la víctima del Ministerio Público (MP), proyectos de la cooperación española. La funcionaria coincidió ayer de forma casual con la directora de la Unesco, Irina Bokova, en Antigua Guatemala, Sacatepéquez.

La visita de Botella terminará con un acto en el que Arzú le entregará las llaves de la Ciudad y le otorgará una declaratoria de Visitante Distinguida.