Durante la actividad se abordaron distintos temas, como violencia, diversidad, financiamiento político y justicia electoral.

Manfredo Marroquín, director de Acción Ciudadana, informó que uno de los asuntos que más le preocupa es la violencia electoral que se genere durante cada proceso.

“Pueda ser que la crisis por la que pasa el Gobierno puede desatar más violencia de la que siempre se genera. Estaremos atentos a lo que pueda suceder”, afirmó Marroquín.

Añadió que también estarán atentos para fiscalizar que los recursos públicos no puedan ser usados durante la campaña. “Tenemos que velar para que los funcionarios que busquen su reelección no abusen de sus puestos y utilicen recursos del Estado para promocionarse”, explicó.

Diego José Maza, integrante de esa instancia, explicó que una de sus demandas es que las autoridades identifiquen las clases de violencia que se pueden presentar durante los comicios.

“Hablamos que está la social, pero está la violencia electoral. Para evitar cualquier problema debe haber una coordinación interinstitucional para la prevención de cualquier problema durante el proceso”, añadió Maza. Agregó que la crisis que atraviesa el país debe ser usada para realizar reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

“Esta ventana que se nos abrió en abril tiene que ser aprovechada para que en el Congreso se discutan los cambios electorales necesarios para mejorar el sistema político del país”, expuso.

En relación con el evento que se llevó a cabo, expuso que la discusión del primer informe de Mirador Electoral se basó en tres ejes: aspectos estructurales, coyuntura nacional y participación ciudadana.

Uno de los asistentes a la actividad fue el embajador de Estados Unidos en Guatemala, Todd E. Robinson, quien explicó que uno de los retos es velar por un financiamiento transparente.