La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) publicó los datos de recaudación fiscal al cuarto mes donde se observa que la brecha fiscal aún no se reduce a pesar de que a mediados del mes pasado fue desarticulada una banda dedicaba a la defraudación aduanera.

Los datos presentados reflejan que la programación era de Q18,254.5 millones, pero la recaudación neta fue de Q17,443.2 millones, lo que muestra un agujero tributario de Q811.3 millones.

Los impuestos que no alcanzaron lo establecido son en IVA sobre importaciones, quedando Q155.7 millones menos en abril, mientras que el Impuesto Sobre la Renta (ISR) se quedó por debajo de lo programado Q175.7 millones.