Durante el desalojo de pobladores de una finca en El Estor, Izabal, dos agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) resultaron heridos por los supuestos invasores, donde se encontraron cuatro cisternas con bunker, informó la PNC.

De acuerdo con información de las fuerzas de seguridad, los policías que participaron en el desalojo no portaban armas, por lo que los mismos compañeros tuvieron que brindar asistencia vía aérea.

La PNC informó que los manifestantes rompieron los protocolos de diálogo donde había personal de la Procuraduría de los Derechos Humanos y la Comisión presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia de Derechos Humanos.

Sin embargo, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se mostró preocupada por los actos de violencia que se registraron en la finca en Izabal, por lo que reiteró la necesidad de implementar protocolos para evitar esas confrontaciones.