Una menor de 15 años identificada como Astrid Fernanda Santos ingirió pastillas que se utilizan en la fumigación, presuntamente por una decepción amorosa.

El hecho ocurrió ayer en horas de la tarde en el parque central de Flores Costa Cuca, Quetzaltenango, según informaron los cuerpos de socorro.

La menor se encontraba desaparecida desde el pasado 24 de diciembre. Médicos hicieron lo posible para salvarle la vida pero falleció en el mecionado centro asistencial.