El doctor Juan Antonio Villeda asumió la dirección del Hospital General San Juan de Dios hace un mes y anunció “construir un equipo y crear una estrategia a futuro”. Hoy brindó su primera conferencia en la que destacó 35 anomalías, señaló que existe “un círculo de poder” y enumeró una de las debilidades en la seguridad en el centro asistencial donde acuden más de 400 personas a diario y tiene tres mil 479 empleados.

Mucho de lo que encontramos son malas prácticas y producto de desorganización y no tener manuales actualizados, de contratación de personas sin las competencias requeridas para el hospital”, mencionó Villeda.

Círculo de poder

Había una asesora, el gerente de recursos humanos y el financiero quienes tomaban decisiones pero no eran concensuadas y pensando más en el poder no en el servicio. Hubo contrataciones anómalas. Identificamos a 2 en compras y se les retiró del hospital y se resindieron 9 contratos”, explicó Villeda.

Un caso que destacó es que había una negociación por Q90 mil para brindar mantenimiento a 8 elevadores. “La carta decía una cosa, el supervisor otra y la realidad era otra”, dijo el médico.

Seguridad

El problema de la seguridad es recurrente. El personal es especial porque cubría un turno cada cuatro días y lo que hacían era pagar Q75 o Q100 para que otro lo hiciera cuando su ingreso era Q380 y Q400 por turno. Enconces se prohibió esa práctica y se limitó el cambio de turno a 3 y aún está en discusión porque tienen derecho hasta 7 turnos mensuales”, mencionó el director.

Q122 millones sin ejecutar y los quirófanos

Estamos en proceso de ejecución de Q122 millones pendientes. En cuanto a los quirófanos, hay 14 y ninguno tiene aire acondicionado, solo hay un lavamanos, existe solo una torre de cirugía funcionando. Las mesas quirúrgicas son deficientes. No podemos esperar que los resultados quirúrgicos sean los adecuados por no contar con el equipo adecuado”, se refirió Villeda.

Mejoras en 2 años

No es un director del hospital el que puede mejorar sino un equipo y con el apoyo central, si no es así ningún hospital puede salvarse. Los resultados no pueden verse en menos de uno o dos años”, explicó Villeda.