Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), participó este lunes en una reunión con los países donantes en la sede la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, Estados Unidos. También estuvo presente el mandatario Jimmy Morales, quien solicitó la prórroga de la CICIG hasta 2019.

Durante su intervención, Velásquez resaltó la desarticulación de la red de defraudación aduanera La Línea, los casos de despojo de tierras en Petén e Izabal y el de la Terminal de Contenedores de Quetzal (TCQ) y la participación ciudadana de 2015.

MP

Foto:

  • “Logramos evidenciar, como ya se había adelantado, que se había incrustado una estructura criminal que se apoderaba de todos los sectores del Estado”.
  • “Logramos y, casi en una sucesión permanente de investigaciones junto con el Ministerio Público, presentar ante los jueces casos por corrupción relacionados con defraudación aduanera y financiamiento electoral ilícito”.
  • “Continuamos con las investigaciones de grupos homicidas de alto poder que han pretendido apoderarse de algunas regiones del país y que incluye los despojos de tierras. Recientemente tuvimos la posibilidad de desarticular una red en el norte del país”.
  • “Hay una investigación que destacó y que significó mucho para el país, como lo es el caso conocido como la Línea, en el que apareció y se identificó una compleja estructura cuya cabeza lo hemos lamentado, ya que se trataba del entonces presidente (Otto Pérez) y de la entonces vicemandataria (Roxana Baldetti)”.
  • “Determinamos como los integrantes de ese tipo de estructuras llegaron hasta a sobornar jueces con la participación de varios abogados”.
  • “También se destaca un caso de lavado de dinero en el que se encontró la vinculación de miembros del Congreso e inclusive a una persona que aspiraba a la vicepresidencia del país”.
  • “La última investigación (TCQ) tiene que ver con un contrato celebrado con una empresa española que entrega más de US$30 millones a varios funcionarios y a otras personas para lograr privilegios”.
  • “Todo esto permitió que la sociedad guatemalteca reaccionará y que, durante más de 20 sábados, saliera a expresarse a la Plaza de la Constitución reclamando que se profundizara la lucha contra la corrupción”.
  • Este movimiento espontáneo, tan permanente en el tiempo, esperamos que continúe y que siga”.
  • “Es indispensable que el propio Estado de Guatemala se apropie de recursos para el fortalecimiento del sector de Justicia”.
  • “Esperamos que en Guatemala haya independencia judicial para que exista un verdadero Estado de Derecho”.