Con el fin de promover una de las disciplinas más ancestrales de la India, el primer ministro de ese país, Narendra Modi, creó el viceministerio de yoga, que tendrá como objetivo impulsar dicha práctica de origen indio y de la cual el mandatario es un fiel practicante.

"Podemos sentirnos orgullosos de lo que nuestro país ha logrado en la ciencia médica", afirmó Modi durante una reunión que tuvo el líder indio con médicos y otros profesionales en Mumbai para promocionar la medicina tradicional.
 
Según su biógrafo Nilanjan Mukhopadhyay, Modi es un ferviente amante del yoga y lo practica cada mañana. Él suele levantarse a las 04.30 horas para ejercitarse y meditar durante un par de horas y luego retomar sus funciones diarias. 

En un discurso ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York, en septiembre pasado, Modi propuso la creación del Día Internacional del Yoga. Durante su mensaje ante ese organismo afirmó que "el yoga no debe ser sólo un ejercicio, sino que debe ser un medio para conectar con el mundo y la naturaleza. Además de ayudar en la lucha contra el cambio climático".

El funcionario Shripad Yesso Naik será quien presida la nueva institución, que se conocerá oficialmente como el viceministerio de AYUSH (por las siglas de Ayurveda, Yoga, Unani, Siddha y Homeopatía).

Cabe señalar, que los orígenes del yoga vienen desde una época remota de la civilización indoeuropea.  El yoga pasó de la India al Tibet en donde floreció, después estas técnicas fueron exportadas a China, de ahí al Japón y posteriormente en el siglo XX se extendió por todo Occidente.