Amedy Coulibaya, quien asesinó a cuatro rehenes el pasado viernes, en la trágica jornada que se vivió en la captura de los sospechosos del ataque al semanario Charlie Hebdo, tenía mapas en los que estaban señaladas escuelas, según dieron a conocer las autoridades.

El jueves pasado, Coulibaya asesinó a una mujer policía quien se encontraba atendiendo un accidente automovilístico. Los investigadores sospechan que el atacantese dirigía a una escuela judía cercana al lugar del accidente.

La muerte de esta mujer policía causó mayor confusión el pasado jueves: "Todos pensamos que se dirigía a la escuela", comentó el empleado de un comercio cercano en entrevista con el diario The Guardian.