Las nuevas sanciones, adoptadas contra diez responsables del régimen y tres organizaciones y empresas norcoreanas, responden a las "numerosas provocaciones" (de Pyongyang, ndlr) y particularmente por el reciente ciber ataque contra Sony Pictures", indicó un comunicado del departamento del Tesoro estadounidense.

"Se trata de la primera serie de nuestra respuesta", previno la Casa Blanca en un comunicado.

Sony canceló a mediados de diciembre el estreno de su película 'The Interview' (La entrevista), después de que las grandes cadenas de cines se negaran a proyectarla por temor a las amenazas de piratas informáticos, quienes también reivindicaron un enorme ciberataque a los estudios a fines de noviembre.

La película es una sátira en la que dos periodistas son contactados por la CIA para asesinar a Kim Jong-Un.

Estados Unidos, que acusa a Pyongyang de estar detrás del ataque, sumó a su lista negra a diez funcionarios del régimen, a la agencia de investigación norcoreana y a dos empresas vinculadas al sector militar de la dictadura comunista, detalló el Tesoro.

Las sanciones "reflejan el compromiso de Estados Unidos de mantener a Corea del Norte como responsable de estas acciones destructivas y desestabilizadoras", justificó el secretario estadounidense del Tesoro, Jacob Lew, citado en el comunicado. 

"Utilizaremos un amplio abanico de acciones para defender a las empresas y a los ciudadanos estadounidenses y para defenderse contra las tentativas de socavar nuestros valores", añadió.

Corea del Norte ya ha sido objeto de sanciones internacionales debido a su polémico programa nuclear.