Un avión de la aerolínea Air France estuvo apunto de chocar contra un volcán activo en África.

El vuelo 953, con 37 pasajeros a bordo, realizaba un viajes de Guinea Ecuatorial a Camerún el 2 de mayo cuando tuvo que desviarse para evitar unas tormentas.

Tras retomar su rumbo a Duala, el avión Boeing 777 se acercó demasiado a Monte Camerún, la montaña más alta de la región, cuyo volcán sigue activo, según la agencia de investigación de accidentes aéreos de Francia, BEA.

En el momento en que esto sucedió, se activó la alarma de proximidad a la tierra, ocasionando que el piloto ascendiera de dos mil 700 metros a tres mil 900 metros de altura.

Sin daños, el vuelo llegó a tierra en Duala, pero la agencia calificó lo ocurrido como "un incidente grave".

La aerolínea dijo en un comunicado que está llevando a cabo su propia investigación interna, informó el canal estadounidense “CNN”.