Hoy un gran jurado de Staten Island, Nueva York decidió que no radicará cargos contra el policía que estranguló al afroamericano Eric Garner, hecho que ha desatado una serie de protestas.

Esta decisión se une a la tomada por un gran jurado en Ferguson la pasada semana, quienes también determinaron no imputar al policía Darren Wilson por la muerte del joven Michael Brown. Esa determinación provocó manifestaciones y disturbios en Ferguson, Misuri.

El reclamo de justicia para Michael Brown se extendió por todo el país. Nueva York, Washington, Detroit y Los Ángeles fueron solo algunos de los lugares de Estados Unidos que contaron con multitudinarias manifestaciones.

En entrevista con el portal Talking Points Memo, la ex fiscal Laurie Levenson habló sobre el hecho de que los policías que matan civiles no terminen en la cárcel. "Es muy difícil condenar a un oficial de policía. Consiguen una súper presunción de inocencia", sostuvo Levenson. La profesora de Derecho en la Universidad de Loyola en Los Ángeles sostuvo que "no queremos creer que la gente que contratan para protegernos podrían ser las personas que quieren hacernos daño". Esta añadió que eso "les da un gran beneficio de la duda".

De igual forma, ese medio destacó que Estados Unidos no cuenta con cifras sobre policías que hayan sido imputados o que hayan sido exonerados en casos de asesinatos de civiles. Los números más recientes datan de 1979, cuando se registraron mil 500 casos y en solo tres de ellos los policías fueron imputados.

Los incidentes por parte de la Policía contra afroamericanos es uno similar a la situación que viven los latinos. Según una encuesta realizada por la Fundación Kellogg, 7 de cada 10 latinos en Estados Unidos teme ser víctima de brutalidad policial.

Según el diario Viva Colorado, un 84% de los encuestados declaró que la Policía está para proteger. Sin embargo, un 68% añadió estar preocupados por la brutalidad hacia los latinos. De igual forma, uno de cada cinco dijo tener vecinos, familiares o amigos que han sido víctimas de la Policía.

Los latinos y negros son el grupo racial que más es arrestado por delitos menores en Nueva York, reportó El Diario de Nueva York. Ante la decisión del caso de Eric Garner, dicho medio consultó al profesor de estudios latinos de John Jay College, John Gutiérrez para que analizara la situación de estos grupos en Estados Unidos. “Los hispanos y afroamericanos sufren de un alto nivel de discriminación. Este es un problema que afecta a ambas comunidades y por eso hemos visto esta reacción en la ciudad”, manifestó el profesor.

Casos de brutalidad policial contra latinos como el de Anthony Báez, quien murió en 1994 a manos de la Policía siguen latentes en la memoria de la comunidad latina. Báez murió en circunstancias parecidas a las de Garner, ya que falleció por asfixia.

Este año también trascendió el caso de Sandra Amézquita, una mujer embarazada que fue lanzada al suelo y arrestada al tratar de impedir el arresto de su hijo de 17 años. Un video de los hechos causó controversia en las redes sociales, ya que se puede ver como los oficiales la golpean en el vientre.

Finalmente, el pasado mes de noviembre el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas (CAT, por sus siglas en inglés) exhortó a las autoridades de Estados unidos a investigar los casos de abuso policial contra personas pertenecientes a minorías. Según ese organismo, desde 2006 ha reprochado la conducta del Departamento de la Policía de Chicago contra negros y latinos, reseñó el portal Hispantv.

“Si hubiera más conexión entre ambas comunidades, estos problemas se podrían resolver de una manera más efectiva”, opinó la profesora de Lehman College, Milagros Ricourt, para el Diario de Nueva York.