Cercano, sencillo y con su habitual estilo catequético, el Papa Francisco llamó al pueblo cubano al servicio como ruta a seguir para cuidar la dignidad humana.

"Quien no vive para servir, no sirve para vivir", fue la síntesis de la primera homilía papal, que tuvo tema de reflexión el texto evangélico donde Jesús invita a "quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos". "Ser cristiano entraña servir la dignidad de sus hermanos, luchar por la dignidad de sus hermanos y vivir para la dignidad de sus hermanos", expresó el Pontífice en la histórica Plaza de la Revolución, en La Habana, Cuba. 

Este día el máximo jerarca de la iglesia Católica visitó la región de Holguín, donde ofició una misa en la basílica menor del Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre. 

Les mostramos a continuación cómo fue el momento de su histórico aterrizaje, captado desde nuestra lente.