En una ciudad de Kladno, en República Checa, un hombre, convencido de ser un licántropo, salió a las calles desnudo e intentó atacar a quienes veía. 

La policía de esa ciudad empezó a recibir los reportes de un hombre lobo por lo que salieron a buscar al sujeto que estaba causando pánico en el lugar. 

Cuando los policías encontraron al sujeto, este brincó sobre la unidad y empezó a golpear el vehículo, relata el sitio de noticias infobae.com 

Al ser detenido, luego de intentar morder a los agentes, el sujeto fue internado en un hospital psiquiátrico, donde aún continúa diciendo que es un hombre lobo. 

El hecho ocurrió el pasado 8 de marzo.