Un perro mal entrenado y dejado a su suerte puede tener un trágico final al atacar a sus dueños: ser sacrificado. Esto le pasó a Kilo, un pitbull que era propiedad de Brenda Rigdon, una mujer de Florida, Estados Unidos, quien estaba haciendo el "Ice Bucket Challenge" con sus nietos. Kilo la mordió en la cara y la tumbó al suelo.

En el video se ve cómo el perro se abalanza contra la mujer. Sus nietos le preguntan si está bien. Ella afirma que no y se pone una toalla. Luego del incidente, el perro fue sacrificado, porque su dueña alegó que "no estaba bien entrenado y ojalá que esto sirva de lección para todos los dueños de mascotas", informó el portal británico Metro.

En la galería: mitos desmentidos sobre los pitbull. Para leer la información desde un smarthpone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".

Advertimos que el video, por su alto contenido gráfico, puede herir susceptibilidades. Recomendamos verle con discreción.