Cuando el pianista italiano se presentó en el ártico después de una larga travesía desde Holanda hasta Noruega, se sorprendió de la facilidad con la que el hielo se quebraba y lo sencillo que resulta percibir la fragilidad de la zona. En el vídeo, que pretende mostrar la delicadeza en la que se encuentra el ártico y denunciar a su vez el cambio climático, Ludovico Einaudi interpreta una pieza especialmente compuesta para la campaña "Voces por el ártico"

Greenpeace Spain ©

Greenpeace Spain ©

Cuando Greenpeace contactó con el músico, él dijo inmediatamente que si quería participar en el proyecto, lo cual facilitó las operaciones para conseguir un piano de calidad. Los responsables de la iniciativa hacen énfasis a la hora de detallar la prueba de sonido en el ártico "comprobamos que la acústica era espectacular".

Greenpeace Spain ©

Greenpeace Spain ©

El rodaje tomó entre dos y tres días, pues algunas complicaciones se hicieron evidentes: mientras el pianista interpretaba su pieza, la plataforma en la que flotaba el instrumento cambiaba constantemente de ángulo debido al agua y el equipo de filmación tenía que adaptarse mientras el músico tocaba repetidamente su composición. Por suerte, Noruega se encuentra en una época del año en la que la luz del sol dura aproximadamente 24 horas, por lo que pudieron aprovechar las horas nocturnas.

El marco en el que la campaña tiene lugar se da en un momento crucial, pues coincide con la reunión de la comisión de OSPAR, donde se discutirá si se debe proteger o no 225mil kilómetros cuadrados del ártico, es decir, el doble del tamaño de Guatemala.

Con información de Verne.