Joshua Bass, un niño de ocho años fue sorprendido por su padre, el cabo James Bass, quien le hizo un “photobomb” en su escuela.

El soldado estadounidense había sido enviado durante un año a Kuwait, país árabe situado en Asia Occidental.

Las imágenes que se ven en el video, muestran como Bass logra sorprender a su hijo de tercer grado en la escuela Durham ubicada en Carolina del Norte.

Para impresionar al pequeño, Bass se coló detrás de el niño mientras le hacían una fotografía escolar y después hizo que el niño supiera que el estaba en el mismo lugar que él, según informes del canal de televisión estadounidense abc News.

Por el momento, el cabo Bass tiene permiso de estar en casa, después de haber sido desplegado durante tanto tiempo.