Juan José Rivera Lebrón ha sido actor, mago, fotógrafo y diseñador, pero tiene una característica peculiar, padece de la condición comúnmente conocida como “huesos de cristal”.

“Soy una persona con la condición Hyperfosfatasemia. Sin caerme, mi cuerpo produce fracturas constantemente. Dondequiera que hay una fractura se crea como un sobrehueso o unos cayos deformes”, explicó el fotógrafo.

Este puertorriqueño, de 32 años, representa un ejemplo para la juventud al desafiar sus retos y lanzarse en el mundo de la fotografía comercial. Ha sido galardonado en diferentes eventos culturales por su participación en la actuación y la fotografía, incluso lo han certificado como fotógrafo de artesanos.

“Muchas personas piensan que, por estar con cierta discapacidad, estamos limitados a no realizar el trabajo. Están muy equivocados, hay muchas cosas que podemos lograr”, añadió.

Rivera ha tenido la oportunidad de conocer un sinnúmero de figuras públicas en los campos del deporte y el entretenimiento, pero la más especial para él ha sido el fotógrafo Ghionis. “La persona que más me ha impactado fue el fotógrafo australiano Jerry Ghionis, en el año 2010, porque es mucho más que un fotógrafo, es una persona maravillosa con un gran corazón”, dijo Rivera.

Los retos y la perseverancia han sido crucial en su vida. “Me gusta ser independiente y explorar hasta donde puedo llegar para superarlo. Invito a cada joven a que estudie y no se limite. Yo soy así, con una discapacidad física pero la discapacidad más grande que uno puede tener, es tú mismo. Siempre hacia adelante con Dios y mucha fe”, exhortó Rivera.

Actualmente, todos los esfuerzos de Juan José van dirigidos a ahorrar sobre 70 mil dólares, para comprar una guagua con rampa para su silla de ruedas. Por eso, se dedica a la distribución de diferentes dulces de repostería. Aspira, además, a dar más talleres de fotografía para que otros se contagien con su pasión.