Un vehículo se incrustó en la parte trasera de otro, e inició, así, una cadena de colisiones que involucró finalmente a 105 autos, camiones y buses.

Las autoridades dijeron que la culpa fue de la niebla que cubría la autopista que conduce al aeropuerto internacional de la capital surcoreana.

Dos personas murieron producto de los impactos, y otras 63 resultaron heridas.

Entre los heridos hay 18 extranjeros: siete chinos, tres tailandeses, dos vietnamitas y dos filipinos, según informó la agencia de noticias Yonhap. Los otros cuatro ciudadanos extranjeros eran de Japón, Rusia, Bangladesh y Suiza.

Imágenes de televisión mostraron cómo los equipos de emergencia intentaban acceder a una masa de hierros retorcidos sobre un puente cubierto por una espesa nube blanca.