Una curiosa escena tuvo lugar en una zona de Nueva Jersey, Estados Unidos, cuando dos ladrones intentaron llevar a cabo un robo en una tienda de celulares local.

Tras ingresar al negocio a punta de pistola, los asaltantes amedrentaron al administrador y se aprestaron a llenar su botín.

Sin embargo, la víctima se las ingenió para escapar y acto seguido cerró la puerta de entrada de la tienda, dejando atrapados a los despistados malhechores.

Las cámaras de seguridad del local captaron el momento del asalto y los minutos posteriores, que muestran a los ladrones intentando abrir la puerta por la fuerza, aunque sin éxito éxito.

Uno de ellos, incluso, toma lo que parece ser un trapeador y trata en vano de forzar la cerradura.

Por si fuera poco, las personas que caminaban por el lugar se dieron cuenta de lo que sucedía y se agruparon tras la puerta transparente de la tienda para burlarse de los asaltantes y captar el momento en video.