Un hombre identificado como Carl Cope murió, esto luego de que sufriera un infarto cardiaco y un paramédico que estaba parado justo frente a él no hiciera nada, reseñó BBC.

Según ese medio, el paramédico identificado como Matt Geary fue condenado a ocho meses de prisión por los hechos que sucedieron en 2012. Sin embargo, la sentencia se suspendió cuando ya se había por dos años, y solo se le ordenó completar 240 horas de servicio comunitario.

Un video de la cámara de seguridad del hospital de Birmingham, en Reino Unido, muestra cómo el hombre yace en el suelo mientras el paramédico le pasa por el lado con las manos metidas en los bolsillos.

De acuerdo a Daily Mail, "la prueba pericial indicado que tenía el señor Cope dolor en el pecho ha considerado cardíaco y si hubiera sido supervisado adecuadamente, entonces sus posibilidades de supervivencia habría sido mucho mayor".