La gran cantidad de luces en ciudades altamente pobladas hace que nos perdamos un precioso espectáculo cada vez que se oculta el sol.

De acuerdo con el fotógrafo Nicholas Buer, una metrópoli con una severa contaminación lumínica (como Londres, Inglaterra) "hace que el cielo de la noche sea invisible" y las personas únicamente pueden ver los millones de focos que hay en edificios, en las calles o en las casas. Por tal motivo, comenzó a rodar en agosto de 2013 un proyecto llamado "Blackout City", con el cual quiere responder qué podría suceder si las ciudades sufrieran un apagón de grandes magnitudes.

Buer afirma que cada una de las imágenes mostradas en el video son reales; por ejemplo, señala que las tomas de la ciudad fueron grabadas durante el día y procesadas para lucir como si fuera de noche, mientras que las tomas del cielo se realizaron desde lugares del sur de la isla británica con el fin de asegurarse de que las estrellas fueran astronómicamente correctas con la latitud de Londres.

Aquí el video.