EEUU ha importado su "Black Friday" a muchos países del mundo, sin embargo, allí sigue siendo un acontecimiento único para conseguir los mejores productos con unos descuentos únicos.

Aunque las compras por internet no han parado de crecer en los últimos años, siguen siendo más numerosos los estadounidenses que prefieren acudir a las tiendas a por el producto. Este año, como los anteriores, se han visto colas interminables en la puerta de los establecimientos e incluso acampadas antes de la hora de apertura, así como batallas campales por conseguir los productos más baratos.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ:

Así pueden aprovechar ofertas del Black Friday desde América Latina

Black Friday: Video de mujer quitándole producto a una niña se vuelve viral