La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó que su país, uno de los mas afectados por el virus del zika, "ganará la guerra contra el mosquito" aedes aegypti, transmisor de esa enfermedad y también del dengue y el chikunguña.

El virus de Zika es un virus emergente transmitido por mosquitos que se identificó por vez primera en Uganda, en 1947 en macacos de la India a través de una red de monitoreo de la fiebre amarilla selvática.

Posteriormente, en 1952, se identificó en el ser humano en Uganda y la República Unida de Tanzania.

Con la finalidad de evitar riesgos, el gobierno brasileño recomendó a las mujeres embarazadas no acudir a los próximo Juegos Olímpicos de Río debido a la posible relación con la microcefalia; un defecto congénito en el que la cabeza del bebé es más pequeña de lo esperado en comparación con la de los bebés de la misma edad y sexo.