La semana pasada, Reino Unido cambió su legislación para permitir pruebas de automóviles que se manejan solos en caminos públicos. ¿La razón? Las autoridades británicas develaron prototipos que comenzarán a usarse en las ciudades de Greenwich, Bristol, Milton Keynes y Coventry.

El primero fue el Meridian shuttle, que se utilizará en Greenwich. Es una especie de carro de golf que se ocupará en el transporte público. Mientras, el segundo tiene por nombre Lutz Pathfinder y alcanza una velocidad de 11 kilómetros por hora (7 mph) y está capacitado para transportar a dos personas.