Tras los ataques al semanario Charlie Hebdo en enero pasado, París aún vive momentos de tensión. Así lo demuestra Zvika Klein, periodista del sitio judío NRG, quien se colocó un kippá y se grabó durante 10 horas paseando en la capital de Francia, en donde recibió todo tipo de insultos y malos tratos.

El tour de Klein comienza en las inmediaciones de la Torre Eiffel, desde ahí el hombre camina detrás de un compañero el cual tiene una cámara oculta con la que se graban las reacciones de las personas.

Entre los insultos que recibió ataques como "¡Judío!" o personas que escupían a su paso, justo después de verlo. "Entiendo que caminar envuelto en una bandera de Israel podría generar algunos sentimientos negativos, pero no pienso que utilizar una kippá deba de generar esas cosas", mencionó Klein en entrevista con la BBC.